Palitos de queso

Hoy vamos a ver una reconversión de receta, hace ya unos años os hablé de unas ricas galletas de queso. Pues bien, para el cumple del peque opté por modificarlas levemente, en vez de hacerlas con forma de galleta, con lo que esto supone en cuanto a 'contundencia'. Opté por hacerlas con forma de palo para acompañar un picoteo, y este fue el resultado:


Además al servirlas en esos vasos (son los vasos de las velas grandes de Ikea) quedaron genial en la mesa :)

Para la cantidad que veis en la fotografía utilicé la mitad de ingredientes de la receta.

Ingredientes:

 - 250 gr. de harina
 - 250 gr. de queso rallado en polvo
 - 175 gr. de mantequilla
 - Sal y pimienta

Elaboración:

Fundimos la mantequilla en un cazo y cuando esté líquida le añadimos el queso rallado y mezclamos, añadimos la harina, la sal y la pimienta y amasamos hasta que quede una masa homogénea y manejable.

Con esta masa formamos los palos, hacemos bolas de unos 2 o 3 centímetros y después amasamos para hacer las barras (como cuando éramos pequeños y hacíamos palos de plastilina)

Ponemos papel sulfurizado en la bandeja del horno y lo ponemos a precalentar a 180º.

Cuando esté caliente metemos la banedeja y horneamos durante unos minutos, con calor arriba y abajo hasta que estén doraditos (en mi horno unos 15 minutos).

Cuando estén hechos, los sacamos del horno y los dejamos enfriar en una rejilla.


Y ya está, listos para servir (y viciarse, para qué negarlo XD)








Comentarios