Longaniza con patatas asadas

Sí ya se que hoy es viernes de cuaresma (esta no ha sido mi comida, que conste...) pero es una gran idea para mañana, por ejemplo.

Esta es una de estas recetas que surgen por casualidad en una coversación, resulta que después del Jueves Lardero (que por estos lares se celebra yendo a comer al campo carne a la brasa) me junté con un montón de longanizas frescas, pero claro, fritas cogen muchísimo aceite y ponerlas a secar pues como que tampoco tengo ningún sitio para poder orearlas en condiciones...

Pues mi compi de trabajo me dió la idea del siglo, hacerla asada al horno (parece mentira que no se hubiese ocurrido sin ayuda, pero así es...)

Longaniza con patatas al horno

Los ingredientes son básicos:

- Longaniza fresca
- Patatas
- Ajo, perejil, romero, tomillo, sal
- Aceite, cognac, agua y una pastilla de caldo de carne

Y la forma de hacerla no puede ser más sencilla:

Precalentamos el horno a 200º

Pelamos y cortamos en rodajas las patatas, las colocamos en una fuente de cristal para el horno.

Ponemos en un cazo medio vaso de agua, disolvemos la pastilla de caldo, le añadimos un cuarto de vaso de cognac y dejamos que hierva.

Regamos las patatas con el caldo, espolvoreamos las especias por encima y regamos con aceite.


Aquí vereis que yo puse la longaniza sobre las patatas para hornear:


No fue buena idea, ya que las patatas tardan bastante más en hacerse que la longaniza, así que a mitad de horneado me tocó sacar la longaniza para que no se quedara seca y volver a ponerla al final...

Cómo hay que hacerlo:

Metemos las patatas al horno durante media hora, cuando el tiempo haya pasado, pinchamos la longaniza para que la grasa tenga salida y la ponemos sobre las patatas a hornear durante media hora más.

Así si, este es el resultado:


Bon appétit!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mejillones al vapor

Las mejores albóndigas del mundo mundial

Anillas de pota con cebolla