Ir al contenido principal

Tipos de levadura

No se vosotros, pero yo siempre pensé que la Levadura Royal la del paquete rojo de toda la vida era pues eso, levadura y que luego estaba la de panadero que venden en bloques en el super para panes y masas varias y que ahí acababa el misterio... pues ¡No!

Para empezar la Levadura Royal del paquete rojo no es levadura sino un impulsor químico, ¡toma ya! Esto es que no son bacterias sino un proceso químico lo que hace subir a la masa. No obstante como ahora me ha dado por hacer pan, he descubierto que hay un paquete amarillo de Levadura Royal que sí es levadura de panadero...

Dicho esto, volvemos a los tipos de levadura, solo hay dos tipos, la fresca (la de los bloques que venden refrigerada) y la seca o 'levadura de panadero' que viene en sobres (este es el paquete amarillo de Royal o de Maicena).

Como os he dicho, la levadura son unas bacterias que hacen fermentar la masa, estas bacterias se activan con la temperatura caldeada pero sin pasarse, por encima de 40º empiezan a palmar. Estas levaduras se suelen utilizar para hacer los levados de los panes y masas como la de pizza.

La fresca suele venir en bloques de 25 gramos, necesita conservarse en un sitio refrigerado y su fecha de caducidad suele ser corta. 

La seca o 'de panadero' se vende en sobrecitos herméticos de poco gramaje. Son unos pequeños granillos de color gris. Es básicamente la misma que la levadura fresca pero está deshidratada para mejorar su conservación, su poder de levado es superior ya que los 5 gramos de levadura seca que suele tener un sobre equivaldrían a los 25 gramos de la levadura fresca.

Los impulsores químicos suelen estar compuestos de bicarbonato sódico con algún otro ácido o sal, que al entrar en contacto con nuestra masa harán reacción liberando CO2 que formará burbujas en el interior de nuestra preparación y es lo que la hará subir, éstos no necesitan tiempo de levado. Estos impulsores son los indicados para masas tipo bizcocho o galletas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mejillones al vapor

Ingredientes:

- 1 Kg. de mejillones
- media cebolla
- sal
- aceite
- vinagre

Elaboración:

Esto es el entrante más simple del mundo. Primero limpiamos los mejillones bajo el grifo, rascando un poco las cosas que puedan llevar pegadas y quitando los pelillos, los ponemos en una olla sin nada (ni agua, ni aceite ni ná), la tapamos (a ser posible con una tapadera de cristal) y ponemos al fuego fuerte hasta que se hayan abierto los mejillones (de 5 a 8 minutos). Si cuando han abierto prácticamente todos queda alguno que se resiste, se tira directamente ya que ese estaba muerto antes de echarlo a la olla.

Ok, ya tenemos los mejillones cocinados, colamos y reservamos el caldo y separaremos las dos conchas de los mejillones, tirando la que queda vacía y dejando la otra para que haga de cuchara. Se ponen en un plato y a la nevera.

Hay sitios donde los sirven así tal cual en caliente y aliñados solo con un poco de limón, pero la verdad es que eso a mí no me va mucho.

Aliño de cebolla:

Picamos…

Ensalada de surimi

Con estos calores no apetece ni cocinar ni comer nada que esté caliente, una alternativa son las ensaladas preparadas que venden, pero ¿para qué comprar lo que podemos hacer en casa? Además la última vez que compré una ensalada de surimi me salió medio huevo duro, en una pieza O_o


Ingredientes: (2 personas)

- 4 hojas de lechuga romana (esto vendría a ser opcional, las ensaladas industriales no lo llevan pero tampoco está de mas añadir un poco de verde ¿no?)
- 10 o 12 palitos de surimi
- 2 huevos duros
- 2 rodajas de piña en su jugo
- Mahonesa

Elaboración:

Primero coceremos los huevos, ya sabéis, los poneis a cocer durante 15 minutos a partir del momento que empiezó a hervir el agua, y dejamos enfriar.

Limpiamos las hojas de lechuga y las secamos bien con papel de cocina (si no, cuando echemos la salsa mahonesa se aguachinará).

Troceamos la lechuga, los huevos duros y el surimi y lo ponemos todo en un bol.

Escurrimos lo mejor que podamos la piña, la troceamos y la añadimos al bol.

Sólo …

Anillas de pota con cebolla

Ingredientes:

 - Anillas de pota, o calamar
 - 1/2 cebolla
 - 1 vaso de vino blanco
 - 1 diente de ajo
 - Pimentón picante
 - 1 pastilla de caldo de pescado
 - Aceite y sal

Elaboración:
Cortamos finita la cebolla, le echamos una pizquita de sal y la ponemos a pochar en aceite.
Cuando esté pochada (transparente) picamos un diente de ajo y lo añadimos, lo dejamos que se dore un poco y añadiremos la pastilla de caldo de pescado y la pota, espolvoreamos con un poco de pimenton, lo tapamos y dejamos que se vaya cocinando a fuego medio, removiendo de vez en cuando, cuando ya esté casi hecha, y añadimos el vino y dejamos reducir y cuando la salsita ya quede algo espesa, ¡a comer!


Fuente de la receta: Lo triste que estaba mi nevera a día de ayer.... pero quedó rico :D