Mejillones al vapor

Ingredientes:

- 1 Kg. de mejillones
- media cebolla
- sal
- aceite
- vinagre

Elaboración:

Esto es el entrante más simple del mundo. Primero limpiamos los mejillones bajo el grifo, rascando un poco las cosas que puedan llevar pegadas y quitando los pelillos, los ponemos en una olla sin nada (ni agua, ni aceite ni ná), la tapamos (a ser posible con una tapadera de cristal) y ponemos al fuego fuerte hasta que se hayan abierto los mejillones (de 5 a 8 minutos). Si cuando han abierto prácticamente todos queda alguno que se resiste, se tira directamente ya que ese estaba muerto antes de echarlo a la olla.

Ok, ya tenemos los mejillones cocinados, colamos y reservamos el caldo y separaremos las dos conchas de los mejillones, tirando la que queda vacía y dejando la otra para que haga de cuchara. Se ponen en un plato y a la nevera.

Hay sitios donde los sirven así tal cual en caliente y aliñados solo con un poco de limón, pero la verdad es que eso a mí no me va mucho.

Aliño de cebolla:

Picamos la cebolla, ponemos en un vaso la cebolla picada con una pizca de sal y se cubre con aceite y un chorro de vinagre y se deja macerar durante un par de horas, y se añade el caldo que han soltado los mejillones.

Para servir sacaremos los mejillones y los regaremos con el aliño, si lo aliñais un rato antes de servirlo más tomado estará de sabor, claro está :)

Et voilà.

Comentarios