Ir al contenido principal

Distinguir el atún del bonito

Aparte de en el precio, claro.

Si os habeis parado alguna vez a observarlos en una pescadería sabreis de lo que hablo, pese a tener los dos un aspecto muy similar, el bonito es mucho más caro (y sabroso también, para qué negarlo) que el atún, pero ¿cómo diferenciarlos para que no te den atún por bonito? La temporada de pesca de ambos es en verano, así que ese indicador no nos sirve, ambos pertenecen a la misma famila, los túnidos, de ahí su similitud, lo único que nos sirve es la observación del animal: Físicamente el bonito tiene una aleta pectoral más larga que el atún y unas rayas oblicuas de color oscuro en ambos lados de la zona dorsal.

Otras diferencias:

- El atún rojo o atún común (Thunnus thynnus)
Esta variedad se localiza principalmente por todo el Atlántico, aunque también se localizan bancos con esta variedad en el Mar Negro y en el Mediterráneo. Se diferencia del resto de variedades en que su aleta pectoral es la más corta.

- El atún blanco o bonito del norte (Thunnus alalunga)
A.k.a albacora. Se denomina bonito del norte al que sobrepasa los 4 kilos de peso. Se captura en el Cantábrico y en el Atlántico, con anzuelo para el pez no sufra y ofrezca una carne de mayor calidad. La nota diferencial es que posee un cuerpo fuerte y se le reconoce por el tamaño de la aleta pectoral, más grande que la del atún común (por este motivo su nombre en latín incluye la palabra alalunga). Su carne es más blanca, con una textura y un sabor particular.

Visto en EROSKI CONSUMER

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mejillones al vapor

Ingredientes:

- 1 Kg. de mejillones
- media cebolla
- sal
- aceite
- vinagre

Elaboración:

Esto es el entrante más simple del mundo. Primero limpiamos los mejillones bajo el grifo, rascando un poco las cosas que puedan llevar pegadas y quitando los pelillos, los ponemos en una olla sin nada (ni agua, ni aceite ni ná), la tapamos (a ser posible con una tapadera de cristal) y ponemos al fuego fuerte hasta que se hayan abierto los mejillones (de 5 a 8 minutos). Si cuando han abierto prácticamente todos queda alguno que se resiste, se tira directamente ya que ese estaba muerto antes de echarlo a la olla.

Ok, ya tenemos los mejillones cocinados, colamos y reservamos el caldo y separaremos las dos conchas de los mejillones, tirando la que queda vacía y dejando la otra para que haga de cuchara. Se ponen en un plato y a la nevera.

Hay sitios donde los sirven así tal cual en caliente y aliñados solo con un poco de limón, pero la verdad es que eso a mí no me va mucho.

Aliño de cebolla:

Picamos…

Ensalada de surimi

Con estos calores no apetece ni cocinar ni comer nada que esté caliente, una alternativa son las ensaladas preparadas que venden, pero ¿para qué comprar lo que podemos hacer en casa? Además la última vez que compré una ensalada de surimi me salió medio huevo duro, en una pieza O_o


Ingredientes: (2 personas)

- 4 hojas de lechuga romana (esto vendría a ser opcional, las ensaladas industriales no lo llevan pero tampoco está de mas añadir un poco de verde ¿no?)
- 10 o 12 palitos de surimi
- 2 huevos duros
- 2 rodajas de piña en su jugo
- Mahonesa

Elaboración:

Primero coceremos los huevos, ya sabéis, los poneis a cocer durante 15 minutos a partir del momento que empiezó a hervir el agua, y dejamos enfriar.

Limpiamos las hojas de lechuga y las secamos bien con papel de cocina (si no, cuando echemos la salsa mahonesa se aguachinará).

Troceamos la lechuga, los huevos duros y el surimi y lo ponemos todo en un bol.

Escurrimos lo mejor que podamos la piña, la troceamos y la añadimos al bol.

Sólo …

Anillas de pota con cebolla

Ingredientes:

 - Anillas de pota, o calamar
 - 1/2 cebolla
 - 1 vaso de vino blanco
 - 1 diente de ajo
 - Pimentón picante
 - 1 pastilla de caldo de pescado
 - Aceite y sal

Elaboración:
Cortamos finita la cebolla, le echamos una pizquita de sal y la ponemos a pochar en aceite.
Cuando esté pochada (transparente) picamos un diente de ajo y lo añadimos, lo dejamos que se dore un poco y añadiremos la pastilla de caldo de pescado y la pota, espolvoreamos con un poco de pimenton, lo tapamos y dejamos que se vaya cocinando a fuego medio, removiendo de vez en cuando, cuando ya esté casi hecha, y añadimos el vino y dejamos reducir y cuando la salsita ya quede algo espesa, ¡a comer!


Fuente de la receta: Lo triste que estaba mi nevera a día de ayer.... pero quedó rico :D