lunes, 19 de septiembre de 2016

Judías verdes con tomate

No se vosotros, pero yo estoy un poco hasta el moño de comer siempre las judías verdes cocidas con patata, así que aprovechando que estamos disociando y tenemos que elegir entre comer hidratos de carbono o proteína, hemos sustituido las patatas (y el chorrito de aceite) por una salsa de tomate para hacer las judías más 'tragaderas'.






Ingredientes:

- Judías verdes (las que solais echar, o unas pocas más si normalmente echáis bastante patata)
- Tomate triturado
- 1/2 cebolla picada
- ajo y perejil
- sal
- aceite

Elaboración:

Cocemos las judías verdes como acostumbreis, cuando estén cocidas las escurrimos bien.

En una olla ponemos un chorro de aceite, fileteamos un diente de ajo y lo doramos un poquito, cuando esté dorado añadimos la cebolla, le echamos sal y el perejil picado y la pochamos bien.

Cuando la cebolla está pochada, añadimos el tomate y le damos vueltas hasta que cambie de color.

Ya solo los quedará añadir las judías verdes y a comer.


PS. Si queréis la receta en plan super-rápido, en vez de hacer una salsa de tomate se puede utilizar tomate frito, se calienta un poco, se mezcla con las judías y listo.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Boquerones en vinagre

Hoy vamos con una de esas recetas tradicionales que lo mismo nos solucionan una cena de picoteo que nos sirven para hacer un pincho.

boquerones vinagre

Ingredientes:

 - 500 grs de boquerón limpio
 - Vinagre blanco
 - 2 cucharadas soperas de sal
 - Agua
 - Aceite
 - Ajos
 - Perejil


Elaboración

Partiremos de boquerones que han sido limpiados quitando la cabeza, espinas y visceras y dejando solo los lomos, y congelados durante al menos 24h para asegurarnos que no tenga Anisakis.

Los ponemos en un bol con agua y los movemos con cuidado para limpiarlos, cambiando el agua de vez en cuando al tornarse oscura.

Los escurrimos y los pasamos a un tupper donde los cubriremos con vinagre, añadimos las dos cucharadas de sal y un vaso de agua.

boquerones

Lo tapamos y los dejamos en el frigorífico hasta que se marinen y los lomos se vuelvan blancos (3o4 horas ) y al cogerlos con un tenedor este firmes y no blandos.

Los escurrimos para quitarles el agua y el vinagre.

Pelamos y picamos los ajos y el perejil.

En otro tupper ponemos una capa de boquerones con un chorro de aceite, sobre ellos una capa de ajo y perejil, de nuevo otra capa de boquerones, aceite, ajo y perejil, así, hasta que estén todos y los dejamos cubiertos con aceite.

boquerones

Y ya están listos para su uso, solo nos quedará escurrirlos antes de comerlos :)

lunes, 5 de septiembre de 2016

Huevos rellenos de atún

En mi casa siempre hemos comido lo huevos rellenos con surimi, pero al final todo cansa, así que hemos probado a hacer una variante y la verdad es que ha quedado rico.

huevo relleno atun

Ingredientes:
 - 6 huevos
 - 6 cucharadas de mayonesa
 - 2 latas de atún al natural
 - 12 aceitunas rellenas de anchoa


Elaboración

Ponemos a cocer los huevos, una vez que empiece a hervir el agua los mantendremos hirviendo durante 15 minutos, y los dejamos enfriar.

Escurrimos bien el atún. Picamos las aceitunas y mezclamos con el atún, con la ayuda de la picadora o con un tenedor machacando todo lo que podamos el atún.

Pelamos y partimos por la mitad los huevos, quitamos las yemas y las trituramos y las mezclamos bien con la mezcla anterior, añadimos la mayonesa y seguimos mezclando hasta que quede una mezcla bastante homogénea.

Ya solo nos quedará cubrir las mitades de los huevos con la mezcla.

Y a comerrr!!!! :)


lunes, 29 de agosto de 2016

Coquitos

Esta es una receta creo que tradicional en la mayoría de hornos de nuestro país, y es que más sencilla de hacer no puede ser, normal que coincidamos :)

coquitos


Ingredientes:

 - 400 grs de azúcar
 - 400 grs de coco rallado
 - 5 huevos

Elaboración:

Ponemos a precalentar el horno a 200 grados.

Batimos los huevos con el azúcar, mezclamos todo bien con las varillas e incorporamos el coco.

Mezclamos todo bien con movimientos lentos para que el coco se empape bien con el huevo azucarado.

(Si lo hacéis con la Kitchen Aid, lo podeis mezclar todo simultáneamente a la velocidad 2).

Preparamos una bandeja para el horno con papel de hornear o con una plancha de silicona. 

Hacemos unas bolas de la mezcla de un par de cms de diámetro y horneamos con calor arriba y abajo durante 15 minutos.

coquitos hornearcoquitos horneados


 Pasado el tiempo, los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

coquitos horneados
Y voilà, ya tenemos estos deliciosos coquitos para acompañar al café, deliciosos y super rápidos de preparar.

lunes, 22 de agosto de 2016

Cómo hacer leche condensada casera

Esta es una de esas recetas súper sencillas que te pueden sacar de más de un aprieto cuando preparando algo te das cuenta de que te falta leche condensada (tú que confiabas en que había un bote entero en la nevera, que para eso lo compraste la semana pasada y cuando lo abres, ¡oh!¡sorpresa! sólo queda un culín...)

hacer leche condensada casera

Ingredientes:

- 500 gr. de leche entera
- 100 gr. de azúcar

Elaboración

Ponemos en una olla o en un cazo la leche y el azúcar, lo ponemos a fuego medio y removemos hasta que empiece a hervir.

hacer leche condensada

 Dejamos hervir durante 1 minuto, removiendo y después bajamos el fuego a fuego lento y lo dejamos cocer durante unos 50 minutos removiendo de vez en cuando (se puede dejar prácticamente desatendido y acercarnos cada 15 minutos a darle vuelta).

Pasado ese tiempo la mezcla se debería haber reducido más o menos a la mitad, habrá cambiado de color y se habrá espesado (aunque aún no estará con la textura de la comercial, tened en cuenta que al enfriarse se espesará más).

 hacer leche condensada

Si os animais a hacerlo, yo en este paso, dejaría enfriarse a la mezcla y probaría si os gusta la textura, para mí estaba bien, pero a mi marido le parecía demasiado clara, así que yo volví a ponerla a reducir, hasta que quedó como veis en la imagen (es la reducción de 250 gr. de leche).

leche condensada casera


Cuando esté a nuestro gusto, la ponemos en un envase esterilizado con tapa y a refrigerar.

lunes, 15 de agosto de 2016

Palitos de queso

Hoy vamos a ver una reconversión de receta, hace ya unos años os hablé de unas ricas galletas de queso. Pues bien, para el cumple del peque opté por modificarlas levemente, en vez de hacerlas con forma de galleta, con lo que esto supone en cuanto a 'contundencia'. Opté por hacerlas con forma de palo para acompañar un picoteo, y este fue el resultado:


Además al servirlas en esos vasos (son los vasos de las velas grandes de Ikea) quedaron genial en la mesa :)

Para la cantidad que veis en la fotografía utilicé la mitad de ingredientes de la receta.

Ingredientes:

 - 250 gr. de harina
 - 250 gr. de queso rallado en polvo
 - 175 gr. de mantequilla
 - Sal y pimienta

Elaboración:

Fundimos la mantequilla en un cazo y cuando esté líquida le añadimos el queso rallado y mezclamos, añadimos la harina, la sal y la pimienta y amasamos hasta que quede una masa homogénea y manejable.

Con esta masa formamos los palos, hacemos bolas de unos 2 o 3 centímetros y después amasamos para hacer las barras (como cuando éramos pequeños y hacíamos palos de plastilina)

Ponemos papel sulfurizado en la bandeja del horno y lo ponemos a precalentar a 180º.

Cuando esté caliente metemos la banedeja y horneamos durante unos minutos, con calor arriba y abajo hasta que estén doraditos (en mi horno unos 15 minutos).

Cuando estén hechos, los sacamos del horno y los dejamos enfriar en una rejilla.


Y ya está, listos para servir (y viciarse, para qué negarlo XD)








lunes, 8 de agosto de 2016

Lactonesa

Ahora en verano la verdad es que da cosilla ponerse a hacer mahonesa (o mayonesa), así que en mi casa solemos comprarla hecha, pero esta semana pasada me quedé sin ella en la nevera y me tocó improvisar con una salsa que hacía años que no preparaba.

No es como la mahonesa de huevo, desde luego, pero de más de un apuro te puede sacar...



Ingredientes:

 - 100 ml. de leche entera
 - 200 ml. de aceite de oliva
 - sal
 - 1 cucharadita de vinagre.

Elaboración:

Como si preparaseis una mahonesa normal, en un vaso para la batidora primero ponemos la leche, añadimos el aceite, la sal y el vinagre.


Montamos la batidora y la metemos en el vaso hasta el fondo y empezamos a batir sin moverla del fondo hasta que empiece a emulsionar generando esa masa blanca que será la lactonesa, cuando se empiece a crear, empezamos a subir lentamente la batidora hasta que quede toda la salsa emulsionada y con una textura densa.


Hay gente que dice que a esta salsa le cuesta más emulsionar que a la mahonesa tradicional, pero si utilizais el truco de batir en el fondo hasta que empiece a emulsionar veréis cómo se hace en segundos.


¿Y vosotros os atrevéis a hacer salsa mahonesa casera en verano?